• Con todo volvió el foro Voces Al Día en el que actores sociales y políticos analizaron la contingencia nacional respecto a la crisis que vive el país.
Crédito fotografía: 
Lonel Fritis
En una nueva edición del foro Voces Al Día, la ex vicepresidenta Nacional de las juventudes RN, Francisca Richards, y el presidente comunal de la UDI Fernando Toro mostraron divergencias respecto a sus posturas en relación al proceso constituyente. También participó del debate Yasmery Silva inmigrante venezolana quien relató cómo ha enfrentado las manifestaciones, y el presidente regional del Partido Comunista, Gonzalo Escorza quien descartó influencias extranjeras en un “despertar espontáneo” de la ciudadanía.

Tras una semana de receso, volvió al aire el programa Voces Al Día. En la edición de ayer viernes  tuvo interesantes invitados los que, en un acalorado debate, manifestaron sus posturas referentes a la contingencia, los hechos de violencia que han marcado las últimas jornadas en el contexto del estallido social, y, por supuesto, el proceso constituyente que escribirá un capítulo crucial el próximo 26 de abril cuando se lleve a cabo el plebiscito de entrada que, en definitiva, dilucidará si la ciudadanía aprueba o rechaza una nueva carta magna. 

En la oportunidad estuvieron presentes, el presidente comunal de la UDI, Fernando Toro, la ex vicepresidenta Nacional de RN Francisca Richards, el presidente regional del Partido Comunista Gonzalo Escorza, y la inmigrante venezolana Yasmery Silva. 

Violencia que no cesa

El primer tema que se puso sobre la mesa fue el de la muerte de un hincha de Colo-Colo, luego de ser atropellado por un carro policial, lo que reavivó las críticas hacia la institución por el excesivo uso de la fuerza, en una violencia que según coinciden desde sectores transversales no da tregua y viene de lado y lado.

Al respecto, Francisca Richards expresó que las cosas se habían salido de control producto de la excesiva polarización.

“Yo creo que nadie puede negar el abuso, nadie puede estar de acuerdo con la desigualdad. En lo que podemos estar en desacuerdo es en las formas y soluciones para un diagnóstico que es el mismo, que es que Chile tiene que mejorar su calidad de vida, tiene que mejorar el acceso a ciertos derechos que hoy en día para algunos no son factibles por un tema netamente económico. Es impresentable que hoy en día si alguien no tiene los recursos suficientes no pueda acceder a una educación de calidad, a la salud, o viviendas que sean realmente dignas. Los hechos violentos son producto de eso y no supieron manejarse por parte de la autoridad. Me parece sumamente grave e impresentable que la fuerza pública haya ejercido violencia contra los ciudadanos, porque finalmente quién nos protege de la Fuerza Pública, quién nos protege de quién debe resguardar precisamente la seguridad pública”, cuestionó la RN, quien se definió de entrada como representante del ala más liberal del partido, lo que dejó en claro en el contexto de su primera intervención. 

“Me cambiaron el país”

Luego vino el turno de la inmigrante venezolana, Yasmery Silva, quien no pudo contener la emoción cuando recordó lo que había vivido en su país, e hizo el símil con lo que estaba pasando ahora en Chile.

“Cuando ocurrió el estallido social me transporté hasta 30 años atrás en mi país. Yo vengo luchando por una igualdad social pero desde el punto de vista democrático. Cuando niña participé en un partido de izquierda, pero siempre creyendo en la democracia. Al llegar a Chile llegué a un país lleno de sueños, lleno de muchas ilusiones, en busca de calidad de vida, de mayor seguridad, disculpa que se me quiebre la voz, pero es así. Los venezolanos venimos de un país con mucho resentimiento social que es lo mismo que estoy viendo en Chile ahora. Un país muy polarizado, gente muy radicalizada porque algo cambió. Yo era feliz acá hasta el año pasado”, indicó. 

Agregó que ha pensado en irse del país, pero no en el corto plazo, ya que esperará para ver qué es lo que ocurre. De igual forma se desilusiona producto de la convulsión social, ya que no era lo que ella buscaba cuando salió de Venezuela.

“Aquí yo sembré todas mis esperanzas, porque después de un año y medio de lucha acá, establecerme como migrante que es súper difícil, y ahora me veo tal como me veía en Venezuela con el golpe de Estado que hubo con el Chavismo, y de la noche a la mañana nos cambió el panorama como les cambió a ustedes y ya llevamos casi 30 años en eso. Y yo veo a Chile hoy día en el mismo camino, es un patrón que se repite y lastimosamente Chile va por el mismo patrón”, expresó. 

Escorza y las diferencias históricas

Cuando Gonzalo Escorza tomó la palabra y de inmediato refutó la tesis de Yasmery, precisando que había varios errores históricos en su análisis, por lo que debía quedarse tranquila.

“Cuando Chávez dio el golpe de Estado todos los partidos políticos repudiamos el Golpe de Estado, nosotros como partido Comunista también, sin embargo cuando a Chávez le dan el Golpe, Chile y Ricardo Lagos, reconoce al golpista y nosotros repudiamos el Golpe de Estado, lo que digo con esto es que nosotros estamos en contra de los golpes de Estado. Ahora, yo creo que la derecha en general y quienes no están de acuerdo con el proceso constituyente, están llegando a un recurso que se utilizó para que la derecha llegara al poder que fue el concepto de ‘Chilezuela’, es decir que iba a haber desabastecimiento, caos, militarización y extrañamente fue al revés”, expuso Escorza.

A su vez, enfatizó en que el oficialismo se daba perfectamente cuenta de lo que estaba sucediendo, pero no hacían nada por remediar la situación.

“Te doy ejemplos. Desde Unidad Social se han propuesto siete u ocho puntos, y ninguno de ellos ha sido refrendado por el Gobierno, es más, sólo hubo una mesa de trabajo y se terminó el diálogo. Se pidió un ingreso de 500 mil pesos, dijeron que no. Las 40 horas, por ejemplo, dijeron que no, porque era anticonstitucional Se pide iniciar la discusión del término de las AFPs, pero el gobierno las fortalece. Es decir, todas las respuestas que vienen de vuelta son la ley antiencapuchados, la ley anti baile, etc… Entonces, estamos llegando a un espiral que si la derecha no puede controlar puede ir en aumento, porque este estallido social no se gestó el 18 de octubre, se empezó a gestar en 1980 cuando esta constitución que nos rige nace producto de un Golpe de Estado, detenidos desaparecidos, con exiliados, y lo que tenemos ahora, que en el contexto de lo que fue la transición tampoco se dieron respuesta a las profundas desigualdades que hay en Chile”, indicó el comunista. 

Toro y el actuar del Gobierno

Fernando Toro escuchó con atención a los demás invitados, y cuando llegó su turnó de exponer lo hizo con fuerza y se apresuró en condenar los hechos de violencia, específicamente los que vienen por parte de civiles.

“Nosotros no estamos en un anarquismo, estamos en una institucionalidad y debemos resguardar el orden. Nosotros, hemos cedido como personas civiles, como sociedad, la posesión de las armas a Carabineros de Chile, a menos que queramos o que quisiéramos que todo el mundo anduviera por las calles. Por eso tenemos una sociedad constituida. Yo soy defensor de la institucionalidad y quiero ver a Carabineros como la institución ilustre que siempre ha sido, ahora, que hayan existido errores, o más que errores delitos tal vez, delitos económicos o abusos de fuerza, eso lo debe pagar cada individuo”, manifestó. 

Precisó que lo que está viendo hoy día son sectores de izquierda que quieren radicalizar por completo todo.

“Quieren ideologizar a las personas, ya no estamos hablando ni siquiera de un tema de un tema de diferencias de clase, estamos hablando de luchas entre clases, estamos hablando de invitar a los manifestantes a los sectores altos a de la Región Metropolitana, a meterse a las casas. Aquí en La Serena vimos cómo nos incendiaron la ciudad. No podemos avalar ni justificar estas acciones por el sólo hecho de que tenemos diferencias de pensamiento”, enfatizó. 

Consultado respecto a si no hacía la diferencia entre las personas que se manifestaban legítimamente y los delincuentes que hacían estos desmanes, expresó que, “esa es la diferencia con la que nos han tratado de lavar el cerebro.

Finalmente lo que nosotros tenemos que ver es qué está pasando con Chile. Nuestro país tiene necesidades como siempre ha tenido y siempre se ha ido avanzando. Desde el año ’70 que teníamos más de un 50% de pobreza en el país, hoy día tenemos el 10%, entonces el país ha avanzado, ha prosperado. Éramos conocidos como el oasis de Latinoamérica y no es mentira, si eso lo decían en el extranjero (…) Hoy día se promueve polarizar el país y eso no es bueno (…) Hay personas que fueron instrumentalizadas, personas que fueron usadas, que fueron un instrumento de células de izquierda, que lo que quieren es destruir Chile. Dentro de eso hay personas que se aprovecharon. Pero aquí hay una organización, si lo vemos hace poco, 20 comisarías fueron quemadas de manera simultánea”, aseveró.

Respecto a la asamblea constituyente, Toro expresó su férreo rechazo. “La asamblea constituyente es el arma que ha tenido la izquierda en Latinoamérica para secuestrar la democracia y nosotros no podemos permitir que sectores polarizados que nos quieren dividir ocupen esta arma, por eso nosotros vamos a rechazar”, enfatizó. 

Diferencias en la coalición 

Contrario a lo que se pensaba, la militante de RN Francisca Richards, manifestó marcadas diferencias con su camarada de coalición Fernando Toro. Ya había condenado el actuar de Carabineros tajantemente, a diferencia de Toro, y además sostuvo que era partidaria del Apruebo en la Nueva Constitución.

“Yo cambié mi postura porque creo que es necesario tener una nueva constitución, todavía no estoy tan clara con el mecanismo porque no tenemos una educación cívica como corresponde, pero sí tengo fe en que todo este proceso vaya a repercutir en una mayor y mejor educación cívico constitucional. Eso es positivo”, enfatizó. 

Contrario a lo que ha postulado la UDI, se mostró a favor de la paridad de género.

“Creo que esto debe ser paritario. Yo me considero feminista totalmente, entonces creo que se hace con nosotras o no se hace. No estoy de acuerdo con Fernando en muchas cosas. Creo que los republicanos son muy peligrosos para la democracia porque se generan caudillos como José Antonio Kast que no tienen ninguna sustancia como su xenofobia y su poca tolerancia con la diversidad y también prolifera el caos, la anarquía y la ingobernabilidad y tampoco estoy de acuerdo con Fernando en que esto haya sido una articulación o una confabulación de células de izquierda aquí lo que surgió fue un movimiento espontáneo que no tenía mucha articulación. A lo que voy es que hubo una influencia importante de ideologización, pero esto obedece a un descontento social generalizado, que nadie puede desconocer, y también discrepo en que no haya gente que niegue esto. Sí hay mucha gente de la clase política que niegan que exista desigualdad o que la negaron por mucho tiempo y que recién hoy en día podemos ver que lo toman en cuenta”, expresó. 

La respuesta de Toro frente estos planteamientos fue que le parecía estar escuchando “a alguien de la DC, o del Frente Amplio”, y agregó que cuando uno se planta en un debate tiene que respetar y representar lo que piensa su partido, y la coalición a la que representa. Eso sí, finalmente respondió la pregunta respecto a si diferenciaba al lumpen de la gente común que se manifestaba.

“Respondiendo la pregunta anterior, ni para mí ni para mi partido la gente que se manifiesta y tienen necesidades son delincuentes. Tienen necesidades como las tengo yo también, y gente de mi colectividad, el tema es el cómo, el instrumento por cómo nosotros hacemos que nuestra sociedad, que avance y se desarrolle”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X