Manuel Hervia: “Si soy citado a declarar iría de inmediato”

El sacerdote quien hoy se desempeña en la diócesis de Santiago y que fue el primero en denunciar a Francisco José Cox, cuando lo vio teniendo relaciones con un joven al interior del Arzobispado, vive una compleja situación que lo podría llevar a sufrir serias consecuencias luego que en las altas esferas de la iglesia se enteraran que declaró en el informe Scicluna. Claro, Hervia fue silenciado por el Cardenal Ricardo Ezzati, quien lo hizo firmar un contrato que lo obligaba a no referirse nunca más al tema si quería permanecer en Santiago.
Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

X