Crédito fotografía: 
Twitter
La explicación detrás de este hecho se remonta hace años atrás y tiene que ver con una contaminación accidental en el cual se mezclaron más de dos mil litros de varias bebidas alcohólicas.

Lo que para algunos bohemios podría significar un verdadero sueño, para una comunidad en la ciudad india de Chalakudy se convirtió en una verdadera pesadilla.

Bastó que unos residentes de un edificio en dicha localidad sintieran un fuerte olor que emanaba desde sus viviendas, para que comenzaran a averiguar qué es lo que realmente pasaba. Y luego de una rápida búsqueda dieron con la fuente del problema: las llaves de mano de sus hogares, de las cuales no salía agua, sino que alcohol.

La insólita situación ocurrió el pasado lunes, según informó el medio indio TV News, cuando los residentes de dicho condominio abrieron sus grifos, saliendo un líquido café y de fuerte olor.

“El olor era inconfundible y el sabor confirmó que alguien mezcló grandes cantidades de alcohol con el agua”, dijo Joshy Maliyekkal, uno de los afectados a la mencionada cadena.

La explicación detrás de este hecho se remonta hace años atrás y tiene que ver con una contaminación accidental del pozo, por parte de las autoridades, en el cual se mezclaron más de dos mil litros de varias bebidas alcohólicas.

Recordemos que el estado de Kerala tiene el mayor consumo de alcohol en el país, por lo que funcionarios incautaron bebidas alcohólicas a bares aledaños, debido a que estos locales no contaban con los permisos de circulación correspondientes.

De esta forma, decidieron enterrar las botellas. Sin embargo, estas se rompieron, filtrándose a través del suelo y dentro del un pozo.

“Lo destruimos según la orden judicial, pero no sabíamos que la eliminación crearía todos estos problemas”, dijo uno de los encargados de este procedimiento al citado medio.

El líquido llegó hasta el pozo del edificio, contaminando el agua de 18 familias, que recibieron la asistencia de las autoridades competentes, aunque aseguran que esta cantidad no es suficiente.

“Han estado suministrando alrededor de 5 mil litros de agua al día, pero no es suficiente para cubrir a todas las familias en nuestro edificio”, señaló Malyiekkal, agregando que también han tenido problemas para asearse.

No obstante, al parecer sólo les queda armarse de paciencia, ya que según los mismos residentes del edifico, el proceso de bombeo del pozo puede llevar un período de un mes.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital